domingo, 7 de septiembre de 2008

Aria


1 comentario:

Roberto Santamaría dijo...

Un esplendido breve con sabor marino.

Un placer disfrutar tus versos que no por ser breves son menos bellos.

Un fraternal abrazo

Roberto